Representante Permanente


Venezuela en la FAO


Comunicación e Información





  

Sepa lo que es el capitalismo...

Atilio Boron


Ahora, agua para todos...

Thalif Deen


Capitalist Food Crisis: No End in Sight. Karl Belin


World Food Summit “A Missed Opportunity”. Kiraz Janicke


 ver mas articulos (+)

 

El hambre al servicio del neoliberalismo

Juan Carlos Morales González


Informe Anual 2010

 

 

 

 

"Cumpliendo las metas del Milenio" (FAO, 2010)

 ver mas (+)


Informe Anual 2010

 

 

 

 

"Cumpliendo las metas del Milenio" Versión resumida...

 ver mas (+)


Informe País 2008

 

 

 

 

"Informe Nacional de Seguimiento de la Aplicación del Plan de Acción de la CUMBRE MUNDIAL SOBRE LA ALIMENTACIÓN "

 ver mas (+)
Italiano - English


 

     

 












5 de julio de 1810, Declaración del Acta de Andependencia
 ver mas (+)

Consultar Eventos...

 

 

 

 
Segunda intervención del Presidente Hugo Chávez en la XV Conferencia Internacional de la ONU sobre Cambio Climático, Copenhague 2009...        Descargar texto integral (+)
Desde Copenhague, Reino de Dinamarca. Viernes, 18 de diciembre de 2009

El presidente Hugo Chávez protestó y calificó como una violación a los procedimientos de las Naciones Unidas que se pretenda anunciar un documento inconsulto y elaborado por un pequeño grupo encabezado por Estados Unidos, en Copenhague.

“Desde ya lo impugnamos porque no conocemos ningún documento. Han estado circulando versiones y documentos pocos transparentes. Sería un fraude a los pueblos del mundo. Si algo debe recuperarse en el mundo es la confianza. Ya basta de que algunos se crean superiores a nosotros, los indios del Sur, los negros, africanos e indígenas,” declaró en su segunda intervención en la plenaria de la cumbre, este viernes.

“Los países del ALBA dejaron claro que impugnamos desde ya cualquier documento que saque Obama por debajo de la puerta o que salga por allí de la nada, tratando de presentarlo como una solución salvadora”, ratificó.

Aclaró que los países del ALBA “no venimos aquí a pedir limosna, venimos en condiciones de igualdad a aportar modestas ideas para buscar fórmulas de solución…”. De manera que “queremos dejar bien firme que todos los países somos iguales, y nosotros los presidentes, jefes de Estado y de Gobierno, tenemos el mismo nivel, aquí no hay presidentes de primera ni de segunda, no hay pueblos de primera ni de segunda”.

Comentó que hubo unas reuniones entre un pequeño grupo de países amigos de la presidencia de la conferencia, “nosotros no somos enemigos, somos amigos también de todos, pero no nos invitaron a participar para nada, ni siquiera una consulta para oír nuestra opinión”.

Kyoto no puede ser declarado muerto
El mandatario nacional enfatizó que el Protocolo de Kyoto no puede ser declarado muerto como lo pretende Estados Unidos, y manifestó que coincide en que la reducción en las emisiones de carbono para el año 2050 no deben ser inferiores a un 80 o 90 por ciento.

Sobre la intervención de Obama en la cumbre, el mandatario nacional dijo: “el premio Nóbel de la guerra dijo que vino a actuar. Bueno, demuéstrelo señor, no se vaya por la puerta de atrás, haga todo lo que tenga que hacer para que Estados Unidos se adhiera al Protocolo de Kyoto, y vamos a respetar Kyoto, a potenciar Kyoto, y a responderle a mundo de manera transparente”.

Comentó que Obama vino a decir que “aportará 10 mil millones de dólares al año, lo que es una cifra irrisoria, es algo así como un chiste; considerando que el gasto militar de Estados Unidos al año es de 700 mil millones de dólares”.
Con esta posición, el Presidente señaló que “Obama quedará ante la historia como una de las más grandes frustraciones para mucha gente que creyó en él en Estados Unidos y en otras partes del mundo”.

Partiendo de este escenario con el que cierra la cumbre climática, el jefe de Estado señaló que si bien no es una gloriosa clausura abrió las puertas para el debate mundial.

“No es una penosa clausura la que va a ocurrir esta tarde, es una clausura que deja al mismo tiempo abiertas esas esperanzas de que nosotros logremos tomar decisiones para salvar la humanidad. Y sólo lo lograremos dejando de lado los intereses egoístas. Quiero rendir tributo a los países del mundo y comprometernos con la vida. No es una gloriosa clausura, pero está llena de esperanzas”.

“Queremos llevarnos a Copenhague en el corazón como una esperanza y no como una frustración. Copenhague no termina hoy, abrió las puertas para que sigamos dando un debate mundial sobre como salvar la vida en el planeta”, agregó.